¿Cómo identificar la violencia económica?

En México al menos 45.7 por ciento de las mujeres unidas (casadas o en unión libre) de 15 años o más con hijos, han vivido algún tipo de violencia según datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH).

De estas mujeres, el 56.8 por ciento experimentaron violencia económica.

El Instituto Nacional de las Mujeres define este tipo de violencia como “cualquier acción u omisión del agresor que afecte la supervivencia económica de la víctima”.

La Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia describe su manifestación “a través de limitaciones encaminadas a controlar el ingreso de sus percepciones económicas, así como la percepción de un salario menor por igual trabajo, dentro de un mismo centro laboral.”

Identifiquemos a la violencia económica como la limitación, condicionamiento y omisión del dinero que se utiliza para el sustento del hogar. Es decir que si la pareja, hombre o mujer, no colaboran con los gastos de un hogar compartido, entonces se violenta al compañero.

Pablo Navarrete Gutiérrez, Coordinador de Asuntos Jurídicos del Instituto Nacional de las Mujeres, dijo que el empoderamiento económico de las mujeres, es una herramienta clave para salir de la pobreza, la discriminación y la violencia.

El empleo empodera a las mujeres y les brinda una independencia económica de su pareja. Sin embargo, algunas parejas aprovechan que sus parejas trabajan para hacer caso omiso de sus responsabilidades financieras dejando en uno solo el gasto del hogar.

Test: ¿Sufres de Violencia económica?

1.- ¿Tu pareja te da menos gasto o se desentiende de las cuentas cuando están enojados? (luz, agua, gas, vivienda, despensa)

2.- ¿Tienes que pedir permiso a tu pareja para comprarte ropa o zapatos?

3.- ¿Él decide como se distribuye el dinero?

4.- ¿Piensa que el dinero que gana es de él y no de los dos?

5.- ¿No tienes idea cuánto gana o dónde guarda el dinero?

6.- ¿Debes tener sexo con él para que te de dinero para gastos del hogar?

7.- ¿Hace gastos exorbitantes sin consultarlo?

8.- ¿Pides prestado porque tu pareja no quiere cubrir algún gasto de la familia?

9.- ¿Controla tus ingresos?

10.- ¿Menosprecia el trabajo que haces en casa?

Evaluación

Si respondiste sí a una o más preguntas, vives violencia económica. Lo primero que debes hacer es aceptarlo y prestar atención.

¿Qué hacer?

Dependiendo la pareja, puedes hablar abiertamente y llegar a un acuerdo mutuo. Si consideras que la situación es muy complicada o rebasa tus posoibilidaes, lo recomendable es buscar ayuda profesional.

En México puedes llamar a:

La línea de ayuda contra la violencia de género de la Secretaría de Gobernación Tel: 01 800 HÁBLALO (4 22 52 56)

Línea Pro Ayuda a la Mujer de Fundación Origen Tel.: 01800 01 51 617 www.origenac.org

Apoyo legal y psicológico del Centro de Atención a la Violencia Intrafamiliar Tels.: 5345 5248 y 5345 5249

Apoyo legal y psicológico a víctimas de delitos sexuales de Victimatel Tel.: 5575 5461

Buscamos equidad

En búsqueda de una igualdad social, debemos dejar de ver a los hombres como proveedores por excelencia. Hablamos ahora de parejas equitativas en las que ambos colaboran en el hogar, de ahí la importancia de identificar las características particulares de cada pareja.

La dinámica del hogar debe ser una decisión personal, pues lo que es un acuerdo aceptable para una pareja, quizá pueda parecer abusivo para otra.

Lo importante es que exista comunicación abierta para tomar decisiones en pareja o encontrar un punto medio en el que ambos se sientan conformes.

Respetemos las diferentes formas de ser pareja que existen.

Derechos Reservados AFmedios.

No hay comentarios

Deja tu comentario