Islandia obliga a las empresas a demostrar que pagan igual a hombres y mujeres

Islandia es considerado uno de los mejores países para ser mujer y lo ha demostrado ¡una vez más! Acaba de dar un paso muy importante para combatir la brecha salarial de género. La nueva normativa obliga -desde este martes- a que las empresas demuestren la igualdad en el sueldo de sus trabajadores y trabajadoras.

Las autoridades de la isla consideraron necesario el impulso de una ley que consiga poner fin a la desigualdad en el ámbito laboral. De este modo, según The New York Times, se convierte en el primer país del mundo en legislar sobre esta materia

Auditorías para certificar el cumplimiento de la norma

En detalle, las grandes empresas e instituciones gubernamentales deberán someterse a auditorías a partir de 2018, para certificar el cumplimiento de la norma. Asimismo, aquellas compañías que superen los 25 empleados tendrán hasta 2022 para cumplir con la obligación. En esa fecha el país nórdico, que cuenta con una población de 330.000 personas, confía que la diferencia de sueldos haya desaparecido por completo.

“Queremos derribar la última de las barreras de género en el trabajo”, manifestó el ministro de Asuntos Sociales y de Igualdad, Thorsteinn Viglundsson, en una entrevista con The New York Times. “La historia ha demostrado que si querés progreso, necesitás reforzarlo.”

Una parte del sector empresarial critica la nueva ley
Los países nórdicos se encuentran a la cabeza en materia de igualdad. En cuotas de género en los consejos de administración y en el aumento de los permisos de paternidad, superan al resto de países. Sin embargo, según cifras del gobierno, las mujeres ganan entre un 14 y un 20% menos que los hombres.

Muchas compañías islandesas ya se habían acogido a esta medida voluntariamente, tras las negociaciones entre organizaciones empresariales y sindicales. No obstante, según el periódico estadounidense, una parte del sector critica la nueva ley bajo el argumento de que limitará la capacidad de las empresas más pequeñas. “Las empresas deben hacer esto para su propio beneficio y el beneficio de sus empleados”, afirma Halldor Thorbergsson, director general de la Confederación de Empleadores de Islandia, para el Times, “pero no debe ser legalizado.”

En otros países la regulación no es tan avanzada

En otros países la regulación no es tan estricta. El Reino Unido ha requerido a las empresas con más de 250 empleados que informen de sus diferencias salariales entre géneros. También en Estados Unidos o Suiza los empresarios deben informar al gobierno de estas diferencias.

Las auditorías promueven la autorreflexión, incluso entre las gerentes, sobre los accionares inconscientes. Según el director de las aduanas islandesas, Snorri Olsen: “Hay una tendencia a ver el trabajo de los hombres como más valioso”.

Deja tu comentario