Sumergirse en las redes sociales inmediatamente después de una ruptura puede parecerse a la escena inicial de la película Rescatando al soldado Ryan. La diferencia es que, en lugar de esperar descargas de artillería, habrá fotos de un o una “ex”, dispuestas a hacerte pedazos.

Porque, si quedó alguna hostilidad o factura pendiente, cualquier publicación puede causar una mutilación psíquica. “La actitud se conoce como ‘ir a comprar sufrimiento’”, explica Peter Saddington, consejero de la organización británica Relate que brinda apoyo y asesoramiento sobre vínculos.

Por eso, si te dejaron -y ya sabemos que el común acuerdo no existe- Saddington sugiere unas vacaciones temporarias de las redes sociales. “Ver feliz a otros o que tu ex parezca de los más contenta, puede ser muy angustiante”, dice.

Aunque, también se pueden implementar algunos atenuantes. Facebook te permite “dejar de seguir” a alguien, de modo que su contenido no aparezca en tu muro. Esto te permitirá establecer cierta distancia, sin una decisión drástica. El equivalente en Twitter e Instagram se denomina “muting” o “silenciar”. “De esta manera, todavía siguen siendo amigos, aunque no pueden ver nada de la información del otro”, explica la psicóloga Emma Kenny.

Pero si hubo una situación delicada, Kenny aconseja “bloquear al otro”. De modo que ninguno de los dos pueda establecer contacto.

¿Qué hacer con los amigos en común?

La sugerencia es no exagerar ni reaccionar por impulso. “Si sacas o bloqueas a todos esos amigos, probablemente lo estés haciendo desde una posición de rabia y hostilidad, que son sentimientos que pueden diluirse”, dice Kenny. En este caso, quizás lo mejor sea silenciarlos.

¿Likes a los posteos de tu ex?

Si están en buenos términos y no quedaron ataduras, puede estar ok. Pero mejor hacerlo cuando haya hechos importantes. “A menos que hayan tenido una amistad realmente sólida antes de empezar a salir, deberían tratar de mantener un poco de distancia”, dice Kenny. “La regla es que, por algún motivo, ya son ex. También hay que pensar si del otro lado dejaron atrás la relación o si hay algún interés todavía latente. “Con los likes, podrías estar dando pie a cierta expectativa de reconciliación”, dice la psicóloga conductista Jo Hemmings.

¿Postear tu separación?

Para nada. Por empezar, “hay algo muy narcisista en pensar en que al mundo le importa”, dice Kenny. “Los que te quieren ya lo sabrán, de modo que un mensaje en las redes sociales no va a ser relevante.” “Muchas veces es innecesario compartir demasiado en las redes”, coincide Hemmings. También puede ser desconsiderado para el o ella. “La otra persona no debería estar expuesta a la opinión pública”.

¿Publicar ambos el mismo mensaje sobre su ruptura?

Para las mega estrellas, es una buena alternativa. Pero, para el resto de la humanidad, algo excesivo.

¿Cuándo cambiar el estado en Facebook?

Aunque es tentador pasar a la categoría “sin pareja”, Emma Kenny recomienda tener precaución. “El problema de las redes sociales es que te alejan un paso de la adultez”, dice. En cambio, aconseja ocultar el estado hasta que uno pueda modificarlo con más discreción. “Recuerda que hay otra persona en la punta opuesta de esta ruptura y ese cambio puede ser doloroso”.

¿Qué hacer con la contraseña de Netflix?

Si tu pagas la factura, actualiza algunos datos de la cuenta y seguí adelante. “Se trata de ser realistas: la relación terminó, de manera que todo lo que tiene que ver con ella, también tiene su fin”.

Si muy pronto tienes una nueva relación ¿cuándo blanquearla en las redes?

En las rupturas, como en las películas de Hollywood, hay buenos y malos. Lo esperable: no ser de los malos. “Si inmediatamente después de una ruptura, publicas sobre tu nueva relación, nadie tomará en serio tus elecciones”, dice Kenny. Además, “dejarás en evidencia que has sido desconsiderada con otro ser humano”. Alardear sobre tu nueva relación también puede ser molesto para las amistades o la familia de tu ex pareja: “Tienes que pensar en los daños colaterales. ¿A quiénes tengo la posibilidad de herir?”. Por respeto a tu ex pareja, deberías esperar algunos meses. “Si avanzas demasiado rápido, es poco probable que sea una relación estable”, advierte Saddington, “porque no has superado realmente lo que ocurrió”.

¿Seguir en un grupo de WhatsApp con sus amigos?

“Resulta medio brutal, pero es mejor que abandones ese chat”, dice Saddington. Si quieres seguir en contacto con alguien, mándale un mensaje individual. O, como sugiere Kenny, “Publica un mensajito agradable, diciendo: “Me voy, fue bueno estar con ustedes y seguiré en WhatsApp si alguien quiere contactarme”. “Tal, como te retiras de la vida de tu ex, deberías retirarte de ese espacio”.

¿Está bien romper con alguien por WhatsApp?

No hay una norma estricta, pero Hemmings da a entender que “después de cuatro o cinco salidas, una persona merece algo más amable que un chat”. La peor alternativa: desaparecer sin explicación de por medio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here