La melatonina podría ser usada para tratar la obesidad y la diabetes

La melatonina, también conocida como la hormona del sueño, podría servir como tratamiento para la obesidad y la diabetes tipo 2.

Esto lo propusieron diferentes investigadores de la Universidad de Granada (España), el Hospital Carlos III (España) y la Universidad de Texas (Estados Unidos) que encontraron que el consumo de melatonina ayuda a controlar el aumento de peso porque promueve la producción de “grasa beige”. Este tipo de célula adiposa quema las calorías en vez de almacenarlas, mientras que el tejido adiposo blanco las almacena y por eso genera un aumento de peso.

El estudio científico, publicado en la revista médica Journal of Pineal Research, se realizó con ratas de laboratorio. Ahmad Agil, farmacólogo que condujo la investigación, explicó a Neomundo.com que, dados los buenos resultados obtenidos, esperan comenzar los ensayos con seres humanos en cuatro a seis años. Detalló que si los resultados se confirman entonces sería posible administrar melatonina para combatir la obesidad y la diabetes.

LA MELATONINA

La melatonina es una hormona que produce naturalmente el cuerpo humano. Una de sus funciones es la regulación del ciclo de sueño y vigilia. También se encuentra en pequeñas cantidades en frutas y verduras como la mostaza, almendras, girasol, cardamomo y cerezas, entre otros.

Agil explica que para tratar la obesidad y la diabetes con melatonina se debe pensar en pastillas que contengan el componente activo de la hormona o la melatonina en sí. Esta forma de administración permitiría que los médicos controlen mejor su consumo y el efecto que genera en el cuerpo.

El experto también resalta que “no se describió ningún efecto adverso para la melatonina, por lo cual tiene un perfil farmacológico de seguridad bastante bueno”.

EL ESTUDIO

El estudio se realizó con ratas que tenían obesidad, diabetes o se encontraban sanas. Los expertos les administraron melatonina y observaron que todos los animales, es decir tanto los delgados como los obesos, comenzaron a producir más “grasa beige”. Por lo tanto, empezaron a quemar más calorías.

Los investigadores detallan que una clave del efecto de la melatonina en la “grasa beige” se encuentra en la proteína UCP1, ubicada en la estructura celular llamada mitocondria. Esta proteína es responsable de quemar calorías y generar calor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.