Una app para celulares te ayuda a quedar embarazada

La clínica de reproducción asistida Ginefiv, de Madrid, España lanzó una aplicación para celulares llamada “Quédate Embarazada”, la cual es una herramienta diseñada por especialistas médicos con el fin de ayudar a cumplir el deseo de muchas mujeres, el de poder tener un hijo.

Esta app funciona como una sencilla herramienta que se utiliza a modo de calculadora de fertilidad, y ayuda a predecir los días más fértiles del ciclo menstrual mediante un intuitivo calendario que muestra los días con la máxima capacidad reproductiva. Además es gratuita y accesible a todos los usuarios.

Especialistas de la clínica que ideó el programa determinan que se trata de un primer paso antes de acudir a los especialistas, ya que permite optimizar los tiempos en los que la mujer tiene más probabilidades de quedarse embarazada e identificar las posibles causas que lo impiden. También ofrece consejos prácticos para conseguir este fin y estima los días más fértiles de la futura mamá.

La información que se genera a través de esta aplicación también es de gran utilidad para los profesionales médicos. Ayuda a tener un control detallado de los ciclos de la paciente para determinar posibles diagnósticos o buscar las razones de por qué no se consigue la gestación de manera natural.

Al descargar la aplicación en su smartphone o tableta, la usuaria debe registrar toda aquella información útil sobre ella misma y sobre los hábitos de pareja, desde el punto de vista de la fertilidad, como la edad, el peso o la talla; la duración del ciclo menstrual o la frecuencia de las relaciones sexuales. Con toda esta data, el programa genera un diario con recomendaciones personalizadas para ayudar a la persona a cumplir su máximo deseo: el de tener un hijo.

¿Qué hacer si no puedo quedar embarazada?

Si una mujer lleva intentando tener un hijo sin éxito durante un año, se recomienda acudir a un especialista para que analice si hay algún problema de fertilidad. Este periodo se debe reducir a seis meses si la edad de la futura mamá está por encima de 35 años, porque a partir de esta edad la calidad ovocitaria baja de forma muy importante.

Otros parámetros que se incluyen son los hábitos relacionados con el alcohol y el tabaco, los cuales provocan una disminución en los buenos óvulos, un aumento de las anomalías cromosómicas, así como un incremento de los casos de menopausia precoz.