Perdón por la pregunta pero … ¿se disculpan más las mujeres que los hombres?

Ha sido un problema en nuestra casa durante años.

Cada vez que digo “lo siento” por toparme con mi esposo en la cocina o por derramar un vaso de agua o sacar el burrito equivocado del congelador (sucesos que no requieren una disculpa) mi esposo me pregunta por qué me disculpo.
Lo cierto es que no creo haber entendido esto verdaderamente hasta que empecé a oír a mi hija mayor, quien ahora tiene 8 años, repetir esa frase una y otra vez.
De hecho, cuando le dije a mi hija el tema de mi más reciente artículo, me preguntó si iba a escribir sobre ella y de cómo aprendió de mí, el hábito de disculparse.
Lo sé.

Es doloroso escucharlo, pero ¿cuál es el cliché? No puedes resolver un problema hasta que no admitas que lo tienes.

Anuncio: “¿Por qué se disculpan tanto las mujeres?”

Un nuevo anuncio de la compañía de productos para el cuidado del cabello Pantene, el cual tiene casi 3 millones de visitas en YouTube, pregunta por qué las mujeres se disculpan tanto y cuestiona si las mujeres dicen “lo siento” con más frecuencia que los hombres.

En el anuncio, una mujer dice “lo siento” cuando abre la puerta para entrar a la oficina de un colega, otra mujer lo dice cuando comienza a hablar al mismo tiempo que su amigo, y otra, cuando un hombre se sienta junto a ella y hace que quite su codo del apoyabrazos (el hombre no se disculpa).

“Soy culpable de decir ‘lo siento’ más de lo que realmente quiero admitir”, dijo Janis Brett Elspas, una madre de tres niños de Los Ángeles, quien maneja el blog Mommy Blog Expert.

“Es un estado lamentable, pero creo que hasta digo ‘lo siento’ a mis hijos y nuestro perrito”, dijo Elspas, quien admite que utiliza la frase cuando pisa a su perro o incluso cuando le dice a sus hijos adolescentes que laven todos los platos que han dejado en el fregadero (un remanente de su costumbre de disculparse con ellos, incluso cuando eran bebés).

Micky Morrison, una madre de dos niños de Islamorada, Florida, dice que usa la frase muy a menudo, por ejemplo: “por olvidar apagar las luces, por lanzar mal en el tenis, porque la casa está desordenada, porque me atrasé en preparar la cena”.

“Creo que es porque nos enseñan desde temprana edad que debemos tratar de complacer, entonces terminamos disculpándonos por cualquier cosa que pueda molestar a alguien, aún cuando es algo que no tiene nada que ver con nosotras”, dijo Morrison, autora y fundadora de BabyWeightTV.

Amanda Rodríguez, una mama de tres niños en Frederick, Maryland, dice que su esposo le prohibió empezar oraciones con “lo siento, pero”.
“Dijo que no tengo que disculparme por expresar mis sentimientos”, dijo Rodríguez, que escribe en el blog Dude Mom. “Me di cuenta de que tenía razón. Eso es exactamente lo que estaba haciendo”.

Estudio: los hombres tienen umbrales más altos para disculparse

En realidad hay investigaciones que respaldan la idea de que las mujeres dicen “lo siento” más a menudo que los hombres. Dos estudios realizados por la Universidad de Waterloo en Ontario y publicados en la revista Psychological Science en 2010 encontraron que aunque los hombres están tan dispuestos como las mujeres a disculparse, tienen un umbral más alto para sentir que necesitan hacerlo.

En uno de los dos estudios, los hombres afirmaron que se disculparían con menos frecuencia que las mujeres por hacer cosas como causarle molestias a alguien con quien viven o ser groseros con un amigo.

Las mujeres, más a menudo que los hombres, tienden a disculparse porque sienten el deseo de parecer más agradables, cree Avital Norman Nathman, editora de la antología de la maternidad “The Good Mother Myth: Redefining Motherhood to Fit Reality”.

“Hay estereotipos negativos que vienen con el hecho de ser una mujer fuerte en el trabajo (arpía, fiera, bruja, etc. …) y un “lo siento” aquí o allá puede suavizar nuestra imagen percibida”, dice Norman Nathman, quien tambien dirige un blog llamado The Mamafesto.

El abuso de la frase “lo siento” está relacionado con el poder, dice Gloria Feldt, cofundadora y presidenta de Take the Lead (Toma el liderazgo), un movimiento para el liderazgo de las mujeres.

“El grupo con menos poder (en este caso las mujeres) siempre mostrará un lenguaje, incluyendo un lenguaje corporal, que concuerda con un menor poder. Es como una clase de cortesía o de besar el anillo”, dijo Feldt, quien ha empezado a enseñar lo que llama habilidades de comunicación de género bilingües en sus cursos de liderazgo de mujeres.

“La buena noticia es que una vez que nos damos cuenta de este comportamiento, lo podemos cambiar. Estas son habilidades que se pueden aprender”.
“No necesito disculparme por…”

Sharon Rowley, una madre de seis hijos de Bedford Corners, Nueva York, dijo que desde que se dio cuenta de lo frecuentemente que decía “lo siento”, se volvió mucho más cuidadosa al respecto.

“No necesito disculparme por estar ocupada, por pedir ayuda. No necesito disculparme por tomarme unas cuantas horas para responderle a alguien por correo electrónico o para devolver una llamada telefónica”, dijo Rowley, fundadora del blog Great Family Road Trips.

Jessica McFadden, una madre de tres hijos, dijo que decía “lo siento” constantemente en sus primeros trabajos luego de salir de la universidad. Con el paso del tiempo, ha hecho un esfuerzo por no usar la frase para llenar una conversación o para reemplazar una oración pasiva agresiva.

“Creo que hay inseguridad detrás de ello”, dijo McFadden, quien maneja el blog A Parent en Silver Spring. “Decir ‘lo siento’ antes de nuestras palabras niega la fuerza de las palabras que decimos a continuación y le hace saber al oyente que no estamos completamente cómodos comunicándolas”.

Lo que es de importancia fundamental, dicen muchas mujeres, es enviarle mensajes a nuestras niñas que ellas no tienen que decir “lo siento” a menos que verdaderamente hayan hecho algo mal.

“Nuestras niñas necesitan aprender que su voz tiene el derecho a ocupar espacio en una conversación, en un lugar, en una negociación, en una discusión, etc.”, dijo Melissa Atkins Wardy, autora del libro “Redefining Girls” y madre de dos.

“Tomar espacio con tu voz es como reclamar tu sitio en la mesa. Es decir lo que piensas y no disculparte por ello, no pedir permiso para tener nuestra propia opinión”.

La división de género

Cuando le pregunté a los hombres si creían que las mujeres decían “lo siento” más a menudo, debo admitir que me sorprendió enterarme de que la mayoría no pensaba que hubiera alguna diferencia.

“Decir ‘lo siento’ no es exclusivo de un género”, dijo Buzz Bishop, un padre de dos hijo de Calgary, Alberta, que escribe en el blog Dad Camp. “Decirlo es agradable y es educación. Yo lo digo. Mis hijos lo dicen. Mi esposa lo dice”.

Marty McAndrew, un padre de cuatro hijos de Winter Park, Florida, está de acuerdo.

“Creo que la gente generalmente dice ‘lo siento’ cuando ha despreciado a alguien involuntariamente. No creo que el sexo tenga nada que ver, de acuerdo con mi experiencia”.

Terry Greewald, un padre de tres hijos divorciado, tampoco cree que haya diferencias entre los hombres y las mujeres respecto a con qué tanta frecuencia se disculpan.

“Personalmente, me han dicho que pido disculpas muchas veces. No lo veo como una debilidad, peo algunas mujeres deducen que lo es”.
Geoff Moore de London, Ontario, dijo que realmente piensa que los hombres dicen “lo siento” más que las mujeres, y que cree que las disculpas son signos de educación, buenas costumbres y valores.

¿Es este otro asunto de “los hombres son de Marte, las mujeres de Venus”? ¿Cómo pueden las mujeres y los hombres verlo de modo tan diferente?
“Creo que es difícil que las personas vean más allá de sus experiencias vividas, y podrían no darse cuenta de que las mujeres se disculpan tan a menudo como lo hacen”, dijo Norman Natham, editor de “The Good Mother Myth”.

Feldt dice que los distintos puntos de vista vuelven al poder. “Cuando tienes el poder y el privilegio, también tienes puntos ciegos”, dijo.
“Lamento no haber dejado de decir ‘lo siento’ mucho antes”

Desde que vi el anuncio de Pantene y hablé con algunos colegas al respecto, me he vuelto mucho más consciente de la frecuencia con la que digo “lo siento”.
Y ahora, mi hija y yo hemos empezado un concurso para ver quién puede decirlo menos.

Carolyn Geriin, cofundadora de Wedtechsummit.com, el congreso tecnológico de la industria de las bodas, dijo que solía decir “lo siento” tanto que casi era un comportamiento innato.

“Ahora, rodeada de mujeres muy poderosas, fundadoras y empresarias de San Francisco, quienes predican con el ejemplo, lamento no haber dejado de decir ‘lo siento’ mucho antes”.

Diane Smith, una periodista de televisión ganadora de un Emmy y coautora de “Obsessed: America’s Food Addiction and My Own”, recientemente compró una camiseta después de una conferencia de la que fue coproductora para animar a las mujeres a conocer su valor en el lugar de trabajo. La camiseta dice: “No lo siento”.

Creo que tengo que comprar una para mí… y mi hija.
¿Cree que las mujeres se disculpan más que los hombres? Comparte tu opinión en los comentarios: