9 lecciones de emprendedoras para pasar de la idea al negocio

Cuatro emprendedoras participantes de IncuBA, un programa de incubación para proyectos basados en diseño, creatividad e innovación de la Ciudad de Buenos Aires, compartieron algunas de sus claves para convertir sus ideas en un negocio.

Hablamos con Natalia Notthoff, fundadora de NOT OFF, un emprendimiento que fabrica lámparas de diseño a partir de objetos en desuso; Verónica Tejeiro, responsable de Estudio Erizo, dedicados a crear y editar libros ilustrados para la población vidente y no vidente; Romina Schejtman, creadora de Boo, una marca de anteojos hechos con bambú y madera; y Paula Ckroü y Emiliana Carricondo, dueñas de Modesta, iniciativa ecológica que se dedica al diseño y producción de objetos a partir de la reutilización de bolsas de polietileno.

1 – Sé perseverante. “Nunca pierdas el foco. Aunque algunas veces las cosas no salgan tal como las habíamos planeado, siempre seguí adelante” (Natalia).

2 – No dejes pasar ninguna oportunidad. “Es muy importante estar siempre bien atentas” (Natalia).

3 – Ama lo que haces. “Es el motor para seguir con el proyecto. No hay que idealizar, pero hay que ‘creérsela’, no desde la soberbia, sino confiando en lo que uno hace” (Natalia).

4 – Escucha a los otros. “Es muy importante el feedback de los usuarios y suma valor incorporarlos tempranamente en el armado del proyecto” (Romina).

5 – Hazle caso a tu intuición. “Prestá atención a la resolución de problemas y desarrolla criterios para la toma de decisiones” (Romina).

6 – No tengas miedo a equivocarte: los errores son un aprendizaje.“No creemos en el éxito o en el fracaso, todo es aprendizaje. Evaluá cada decisión y corregí sobre la marcha. Así, un error será una ventaja para el futuro. La única forma de saber es haciendo. Muchos se queda con la idea y lo más importante es ponerla en práctica y gestionarla” (Paula y Emiliana).

7 – Haz networking. “Arma una red de trabajo y colaboración que sostenga con experiencia y saberes los desafíos y dificultades que se presenten” (Verónica).

8 – Ten paciencia. “El emprendimiento es como un hijo” (Paula y Emiliana).

9 – Trabaja con pasión. “Si después de evaluar el emprendimiento y tomar conciencia de sus fortalezas y debilidades estás decidida a hacer, ponele toda tu pasión: sin convicción no hay acción. Por eso es importante comprender si eso que querés hacer te identifica, te gusta, te da placer, te llena” (Paula y Emiliana).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here