Grasa de piel y abdomen es utilizada para reconstruir mamas

Ciudad de México.- Médicos especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) realizan reconstrucción de seno a mujeres sobrevivientes de cáncer de mama, con técnicas de microcirugía donde utilizan grasa y piel del abdomen de la misma paciente.

El jefe del Departamento de Cirugía Plástica y Reconstructiva del Hospital de Especialidades, del Centro Médico Nacional (CMN) “La Raza”, Pedro Grajeda López, explicó que en la operación se toma la piel y grasa abdominal junto con una arteria y una vena que son unidas, con la ayuda de un microscopio, a la arteria y vena de la zona mamaria interna, a fin de que el tejido trasplantado recupere su irrigación.

De cada 100 pacientes que se curan de cáncer de mama con la extirpación de seno, sólo 30 por ciento continúa con el tratamiento hasta la reconstrucción.

El especialista resaltó la importancia de concientizar a las derechohabientes sobrevivientes de cáncer, para que continúen con los protocolos y tengan el beneficio de esta cirugía.

En el CMN “La Raza” se efectúan un promedio de 300 operaciones mamarias anuales, en beneficio de mujeres derechohabientes de los estados de Oaxaca, Michoacán, Hidalgo, Yucatán, Querétaro, Sonora y de zona norte de la Ciudad de México.

La reconstrucción mamaria es parte del manejo integral que ofrece el Seguro Social, a través de la Norma Oficial Mexicana de Atención al Paciente con Cáncer de Mama, que se suma a la atención terapéutica para la erradicación del cáncer y sus secuelas, así como la rehabilitación para la mejora de la autoestima corporal de la mujer.

En la Clínica de Reconstrucción Mamaria de esta Unidad Médica de Alta Especialidad, el grupo de expertos utiliza además otros procedimientos como colocación de expansor con colgajo abdominal y la reconstrucción mamaria inmediata post mastectomía.

La reconstrucción mamaria inmediata post mastectomía se realiza en mujeres a las que se detectó el cáncer de mama de manera temprana, se les retira la mama y se reconstruye en el corto plazo, a fin de evitar la propagación de la enfermedad.

Lo más importante es detectar a tiempo la enfermedad, que las derechohabientes acudan a realizarse consultas con el médico familiar de manera preventiva y realizarse la autoexploración y los estudios de mastectomía a partir de los 40 años de edad.

Los oncólogos tienen la capacidad de curar a las mujeres en las primeras etapas de este padecimiento y si hay necesidad de retirar el seno, enviarlas a la reconstrucción mamaria con los especialistas del IMSS. BP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here