Tácticas para vencer a la báscula

Araceli Sandoval | AFmedios

¿Quiere bajar esos kilos de sobra?. No piense en matarse de hambre, ni en hacer agotadores ejercicios. Los estudios revelan que con estos métodos se puede adelgazar rápidamente; pero no sirven para conservarse esbelto por mucho tiempo. Aunque parezca sorprendente, el mejor recurso consiste en hacer ajustes pequeños, casi imperceptibles, en la alimentación y el “tren de vida”. A continuación, Tácticas que ayudan a deshacerse de la grasa sobrante para siempre:

1.- No se salte comidas. Eliminar una de las comidas del día parece una estrategia lógica para quitarse unos kilos de araceli_sandoval_2encima. Por ejemplo, si se abstiene del desayuno (que aporta unas 500 calorías, en promedio); ingerirá 3,500 calorías menos en una semana, casi la cantidad que se requiere para bajar medio kilo.

El problema es que al prescindir de una comida, se tiende a comer de más en la siguiente. En un estudio reciente, un profesor de nutrición, observó que las personas que acostumbraban a desayunar consumían grasas y más carbohidratos que quienes se saltaban esa primera comida del día. Por lo que se considera que desayunar podría mitigar el antojo de comer bocadillos grasosos y con alto contenido calórico.

Un especialista en obesidad, señala que saltarse una comida hace más lento el metabolismo, el cual normalmente se acelera para ayudar a digerir los alimentos. Supongamos que el cuerpo de una persona quema 1,600 calorías diarias en estado de reposo. Si ésta se abstiene de desayunar, quemará 80 calorías menos por día; en cambio, si desayuna, su metabolismo se acelerará para eliminar esas 80 calorías. Al cabo de 15 meses habrá quemado 35,000 calorías adicionales, aproximadamente, que equivalen a unos 5 kilos de peso menos.

 

2.- Siga una dieta vegetariana dos veces por semana. Un médico en Medicina Preventiva se hizo famoso al descubrir que los cambios en la dieta y los hábitos contribuyen a revertir la ateroesclerosis (formación de depósitos grasos en las paredes arteriales). Descubrió además, que la dieta vegetariana escasa en grasas que indicaba para desobstruir las arterias, también servía para adelgazar la cintura. Durante el primer año de estudio que llevó a cabo, los participaron bajaron 10 kilos en promedio.

Por fortuna, no hace falta volverse totalmente vegetariano para bajar de peso. Empiece sustituyendo la carne dos veces a la semana; por ejemplo, en vez de trozos de carne de res, agregue verduras picadas (berenjenas, hongos, pimientos) a la salsa de los espaguetis. Con dos comidas sin carne a la semana, se evita ingerir unas 550 calorías, y puede bajar unos 5 kilos al cabo de 16 meses.

 

3.- No elimine tantas calorías de su dieta. Para bajar de peso hay que comer menos; pero sin excederse en la reducción de calorías. Si lo hace, el cuerpo interpreta que se avecina una “ambruna”, hace más lento el metabolismo y ahorra energía para capear el temporal. Esta reacción dificulta adelgazar.

¿Cuántas calorías conviene eliminar?. Para evitar volver muy lento el metabolismo, hay que ingerir suficientes calorías diarias para satisfacer al menos las demandas de energía del organismo en reposo.

Una manera de determinar cuántas calorías conviene ingerir es llevar un diario de lo que uno come. Anote cuántas calorías consume y luego elimine 50 ó 100 al día. En poco tiempo sabrá con qué cantidad puede adelgazar en forma lenta pero constante, y logrará bajar 5 kilos en un lapso de 12 a 24 meses.

 

4.- Ojo con los tentempiés. El lunes ya desayunó; pero aun así se come un par de rosquillas (120 calorías) en la oficina. El martes se deleita con unas galletas dulces (160 calorías) antes de cenar, y el resto de la semana se consiente con otros antojos. Quizá le pareza poco y no lo note; pero basta con ingerir 100 calorías adicionales al día para aumentar 5 kilos en un año.

Si no puede resistirse a los bocadillos, trate de sustituirlos por otros de bajo aporte calórico. Buenas opciones son las zanahorias crudas (4 calorías cada una), el apio (6 calorías por tallo) y las palomitas de maíz sin grasa (30 calorías por taza). Si consume 75 calorías menos al día, podrá bajar 5 kilos en unos 16 meses.

5.- ¡A bailar y zapatear!. Para muchos el baile es una actividad social, pero también es un ejercicio aeróbico que quema calorías. Así que en vez de salir a cenar o ir al cine, ¿por qué no prueba los bailes folklóricos, de salón o de moda?.

Si practica un baile ligero durante dos horas los fines de semana, quemará unas 400 calorías y pesará 5 kilos menos al cabo de unos 20 meses. Pero si prefiere el mambo o el “rap” (que hacen quemar entre 350 a 400 calorías por hora), tardará poco menos de un año en bajar ese peso.

 

                       Continuará……