Las mamás que trabajan tienen una mejor salud: Estudio

Las mamás que trabajan a tiempo completo tienen a los 40 años una mejor salud que las mamás que son amas de casa o trabajan medio tiempo.
“Trabajar es bueno para la salud mental y física.

Da a las mujeres un sentido de propósito, eficacia, control y autonomía. Les brinda un lugar donde son expertas en algo y reciben un salario”, afirma Adrianne Frech de la Universidad de Akron (Estados Unidos), socióloga a cargo del estudio.

SALUD FULL-TIME

Los investigadores trabajaron con 2540 mujeres que tuvieron hijos entre 1978 y 1995. Registraron factores como la situación laboral antes del embarazo, las habilidades cognitivas, si eran madres solteras y la edad cuando nació su bebé, entre muchos otros. Además, a los 40 años evaluaron su estado de salud física y mental.

Frech observó que las mujeres que trabajan full time después de tener su hijo logran una mejor salud a los 40 años, ya que por ejemplo tienen más energía y menos posibilidades de sufrir depresión.

La especialista observó que las mujeres que tienen una peor salud son las que están “constantemente desempleadas”, es decir que consiguen y pierden trabajos todo el tiempo.

Esta situación hace que sientan los beneficios de trabajar pero luego los pierdan y comiencen el ciclo nuevamente. “Luchar para conservar un puesto de trabajo o estar constantemente buscando trabajo agota su salud, especialmente mental pero también física”, explica.

La especialista detalla que trabajar a tiempo completo tiene múltiples beneficios mientras que el empleo a medio tiempo significa una paga menor, menos posibilidades de crecimiento, inseguridad laboral y pocos beneficios. Las mamás que se quedan en casa enfrentan la dependencia económica y el riesgo de aislamiento social.

French recomienda a las mujeres jóvenes que estudien y trabajen antes de tener un hijo, ya que “no deben permitir que las transiciones importantes de la vida como el matrimonio y la maternidad impliquen dejar de lado la educación y aspiraciones laborales.

Las mujeres son las que terminan haciendo más concesiones en la familia”.