¿Cambio de look? Lo que debes saber antes de pintar las paredes

Muchas veces buscamos renovar las paredes de nuestra casa para darle un toque más alegre o, simplemente, porque necesitamos un cambio.

Pero nos pueden surgir algunas dudas sobre qué tipo de pintura usar, dónde conviene pintar o qué colores quedarán mejor. A continuación, algunas ideas para usar como guía:

* Descubrí el color del 2015

“Sombra de cedro”, de la familia de los naranjas, fue elegido por la marca Alba como el color del próximo año. Tal como se pudo ver en eventos mundiales, desde Estocolmo y Milán hasta Shangai, los tonos metalizados tienen un papel cada vez más importante en el diseño moderno. Se reemplazan los azules y verdes fríos de los últimos años y surge un espectro más cálido de rosados, rojos y naranjas, reflejo de una percepción mundial más positiva. Al transferir esta tendencia a las pinturas, se apunta a este tono de cobre anaranjado.

* Qué pintura elegir: ¿lavable o mate?

“Si el estado de tus paredes es bueno y no tienen imperfecciones, podés pintar con una pintura lavable. Ahora, si las paredes no están en buenas condiciones, para usar una pintura lavable, previamente deben trabajarse, por ejemplo, planchándolas como mínimo con una mano o carga de enduído completa”, responde José Rodriguez Nazar, fundador de VanGo y experto en pintura para el hogar. Tené en cuenta que con la pintura lavable tus paredes tendrán más brillo del que tienen ahora. Con un producto menos lavable van a tener una terminación más mate, que no refleja la luz.

* Animate a los colores de la primavera

Los colores también florecen en esta estación del año. Por eso, la marca Colorshop sugiere armar combinaciones que reflejen calidez. Los tonos que recomiendan son:

– Fucsia místico: de carácter sofisticado, profundo, evoca el color de lo sagrado. Ideal para los detalles en ambientes femeninos, es romántico y ayuda a liberar el estrés y las tensiones. Es muy propicio para decorar habitaciones si se lo combina con blancos naturales y madera.

– Rojo origen: de alternativa estimulante, apasionado y acogedor. Es ideal para espacios sociales. Se recomienda usarlo en ambientes amplios, en comedores o salas de estar.

La familia de tonos pasteles también ocupa un rol importante dentro de las tendencias. Son necesarios para combinar entre sí, o para contrastar entre claros y oscuros. De acuerdo a su matiz iluminan y neutralizan los ambientes. Lavandas, aquamarinas y arenas complementan el conjunto ideal para posibles combinaciones armónicas.

* ¿Pintar de blanco o elegir un color?

Una pregunta muy frecuente es: ¿pinto con colores fuertes las paredes, o es mejor pintar de blanco y decorar con objetos? Al respecto, José Rodriguez Nazar opina que si elegimos colores tenemos que tener en cuenta que estamos quitando luminosidad a los ambientes. También puede ocurrir que las paredes compitan con los objetos con que decoramos: cuadros, adornos, cortinas y tapizados.

Algunas claves para decidirte:

– Si tenés espacios amplios y no usás muchos objetos decorativos, elegir un color más fuerte para las paredes puede vestir muy bien el ambiente y dejarlo elegante, sin tener la necesidad de llenarlo de adornos.

– Si tenés muchos objetos, obras de arte y adornos, la opción más aconsejable sería utilizar colores más altos en luz, es decir más luminosos, como puede ser un “blanco roto” con tierra sombra, marrón o negro. El efecto que lograrás es de un ambiente que genera más contraste entre las paredes y los objetos.

– Una buena decisión puede ser elegir una pared de la casa o de un dormitorio para darle color. Las otras tres paredes pueden tener algunos matices de esta pared de color, para que la composición del lugar esté en equilibrio.

* Colores tropicales, los otros protagonistas

El Mundial de Fútbol que vivimos este año y los Juegos Olímpicos que se harán en Río de Janeiro en 2016 nos inspiran a decorar los ambientes con colores tropicales, característicos de Brasil. Para lugares pequeños, la marca Colorshop recomienda incorporar tonos como aqua o turquesa, que pueden transmitir un sentimiento único.

Ahora, si querés generar un impacto al ingresar al hogar, se sugiere pintar con mango alguna pared cerca de la entrada. Otro toque aconsejado es jugar con las texturas y los colores neutros, gris, blanco o nut.

* Otra duda: ¿los techos tienen que pintarse de blanco?

“Vamos a escuchar opiniones de todo tipo sobre este tema, pero la realidad es que el 99 por ciento de los cielorrasos de las casas se encuentran pintados de blanco, aún cuando en las paredes tengamos aplicado un color más bajo”, reconoce José Rodriguez Nazar. Esto se debe a la transmisión de la luz que logramos con el techo de blanco. Tanto la luz de las ventanas como la luz artificial se reflejan mucho más a todo el ambiente cuando el techo está pintado de blanco.

A esta práctica común encontramos una variante. En ciertas construcciones más antiguas, donde los cielorrasos son altos (mayores a cuatro metros), se los pintaban de colores oscuros – marrón o negro – para perderlos visualmente y no dar una sensación de un espacio fuera de proporciones más amigables.

“Les proponemos, aún cuando los techos de los ambientes no sean tan altos, elegir algunos y darles un color. Por ejemplo, en el baño o la cocina. En estos ambientes, donde por lo general los revestimientos son claros y tenemos mucha presencia del blanco, no se sacrifica tanta luz al pintar el techo de un color. El beneficio es enorme, ya que le estaríamos aportando un toque distintivo único y elegante”, concluye José.