Prevé la deshidratación en tu organismo

Al perder el uno por ciento del agua corporal se provoca la sensación de sed. A partir del cinco por ciento aparecen desórdenes graves, como desaceleración del ritmo cardíaco, náuseas, vómitos, apatía, delirio, espasmo muscular o deficiencia de la función renal.

“En condiciones normales, la cantidad de agua que se bebe al día es aproximadamente igual a la cantidad que se pierde esto hace que exista un balance hídrico. La pérdida de agua puede ocurrir a través de los riñones en la orina, a través de las heces, del aire espirado por los pulmones y a través de la piel, por el sudor”, señaló la nutrióloga de la dependencia Mayra Noemí Elizalde Villarreal.

En el mismo tenor, señaló que durante el verano existe un mayor riesgo de sufrir deshidratación. El calor, unido a otros factores como las gastroenteritis, las diarreas, los viajes largos en coche, en avión, o el uso excesivo del aire acondicionado, pueden provocar pérdida de agua y electrolitos en el organismo.

Hay ciertos grupos vulnerables, a los que se debe prestar mayor atención a su estado de hidratación como son:

·         Ancianos: el deterioro de los mecanismos de termorregulación produce una disminución de la sensación de sed y son más reacios a beber.

·         Niños: Su sentido de la sed no se ha desarrollado completamente, por lo que suelen beber menos agua de la que necesitan.

·         Mujeres embarazadas y en período de lactancia: los requerimientos de agua durante esta etapa aumentan para poder producir leche.

Tomar una gran variedad de bebidas y elegir aquéllas con buen sabor son trucos que nos pueden ayudar a ingerir más fácilmente la cantidad de líquidos que nuestro cuerpo necesita.

La fuente principal de ingesta líquida es el agua (natural o envasada), aunque algunos alimentos sólidos también aportan cantidades considerables de agua como las frutas y las verduras, las cuales pueden contener hasta un 90 por ciento del vital líquido en su composición.

EL DATO

Recomendaciones:

o   Beber antes de tener sed, ya que la sensación suele aparecer de forma tardía.

o   Hidratarse antes, durante y después de hacer ejercicio físico. Al sudar perdemos agua y electrolitos.

o   Ingerir líquidos con mayor frecuencia en verano, al tomar sol y en ambientes secos o calefaccionados.

o   No sustituya el agua por bebidas con cafeína o alcohol. Ambas sustancias actúan como diuréticos y pueden causar pérdidas de agua al aumentar las ganas de orinar.

o   Consumir alimentos que contengan gran cantidad de agua, tales como: frutas, verduras y alimentos frescos.

Menú saludable

Ensalada de pollo

Ingredientes:

Pollo desmenuzado90 gramos1 pechuga
Lechuga300 gramos3 tazas
Jitomate60 gramos½ pieza
Cebolla10 gramos1 cucharada
Chayote50 gramos½ taza
Aceite de oliva5 miligramos1 cucharadita