¿Cómo combatir la flacidez de brazos?

Pilar Serrano | AFmedios

Tener flacidez en los brazos es poco estético a muchas nos crea algún complejo, ya que nos esforzamos en esconderla o usar ropa que nos cubra los brazos.

En algunos casos además causa, inseguridad y baja autoestima, por que los brazos están expuestos y es difícil disimularlos, sobre todo en verano. Esto hace también que nos limitemos a usar algunas prendas con las que nos sentiríamos más cómodas.

Cuesta mucho recuperar la tonicidad de los brazos una vez que se han vuelto flácidos. Sin embargo, si ya no puedes evitarlo, puedes mejorarlo con el uso de reafirmantes y geles anticelulíticos que además contrarrestan la deshidratación e impurezas y falta de tonicidad, o flacidez y no solo la celulitis.

De igual forma, tener una buena alimentación, y realizar ejercicios físicos es indispensable, sobre todo ejercicios cardiovasculares. (Algunos específicos para el área de los brazos)

¿Qué hay que tener en cuenta para mejorar los brazos?

Lo más importante para asegurar la firmeza es la constancia: mejor dedicar cinco minutos diarios al ejercicio durante toda la vida que tan sólo unos meses intensivos de pesas.

Trabajar la musculatura de brazos y espalda tiene la ventaja de mejorar la postura y la figura, haciendo que la figura parezca más esbelta ¡aún sin perder un solo gramo de peso!

Para asegurar la belleza de los brazos, conviene combinar ejercicios cardiovasculares de tres a cinco veces por semana, que ayudan a quemar grasa, con otros de resistencia.

Acudir a un gimnasio con un buen monitor o un entrenador personal es la receta perfecta para mejorar la silueta, si bien hacer ejercicio en casa, sea con videos o siguiendo la guía de un libro, no está nunca de más.

En los brazos comienzan a verse los resultados a partir de las tres primeras semanas de ejercicio, aunque es importante mantener la rutina de cuidados para evitar que después, si se abandona su práctica, se produzca una flacidez aún mayor.

Deportes que mantienen los brazos en forma

La natación es un deporte altamente recomendable, pues se puede practicar a todas las edades y sin necesidad de gastar mucho dinero en equipamiento. Mejora la musculatura de hombros, dorsales y pectorales, además de no producir impacto en las articulaciones.

El tenis no sólo ayuda a quemar calorías, sino que ejercita hombros y pectorales además de, por supuesto, las piernas y mejorar los reflejos y la coordinación.

El remo es excelente para trabajar la musculatura de espalda y brazos, además de eliminar la grasa eficazmente, y puede practicarse no sólo en el agua, sino también en el gimnasio, en una máquina especial para ello.

El boxeo, practicado en gimnasio y con un punching ball, o bien en su versión de thai boxing (deporte que combina movimientos de artes marciales con el boxeo), mejora la forma y es una estupenda manera de descargar tensiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.